Trichoderma es un hongo que es posible cultivar por el ser humano en los laboratorios de microbiología. Está presente casi en todos los suelos y otros hábitats del mundo.

El Trichoderma acelera su crecimiento en presencia de las raíces de las plantas: rápidamente las coloniza y conforme se vayan desarrollando, el Trichoderma se va acomodando sobre su superficie.

El Trichoderma obtiene su alimento de otros hongos: los ataca, parasita y succionando su contenido los desintegra.

Las cepas de Trichoderma se pueden ser agregadas al suelo o a las semillas por cualquier método conveniente. La meta es que entren en contacto con las raíces de la planta. Una vez que entren en contacto con las raíces, colonizan su superficie o su corteza, lo cual depende de la cepa que se usa. Este es el momento cuando el Trichoderma mejor crece y prolifera – cuando hay abundantes raíces sanas.

El Trichoderma tiene desarrollados numerosos mecanismos para dos habilidades suyas:

  • para atacar a otros hongos y
  • para mejorar el crecimiento de la planta y sus raíces.

 

Si el hongo se agrega al tratamiento de la semilla antes de sembrarse, las cepas colonizarán la superficie de las raíces desde el inicio del desarrollo de la planta.

Digno de mencionar es que se ha demostrado que el Trichoderma coloniza las raíce incluso cuando están a un metro o más debajo de la superficie del suelo.

El Trichoderma puede persistir en la cantidad útil más de 18 meses después de su aplicación. Aunque, la mayoría de las cepas pierde esta habilidad, por lo cual conviene repetir el tratamiento de la inoculación de las raíces con cierta periodicidad.

Los métodos nuevos que usa el Trichoderma, tanto para el biocontrol de los fitopatógenos como para la habilidad de mejorar del crecimiento de la planta, han sido recientemente demostrados, descritos y comprobados. A continuación enlistamos estos mecanismos:

  • Micoparasitismo
  • Antibiosis
  • Competencia por los nutrientes y espacio
  • Tolerancia hacia el estrés por medio de mejoramiento del desarrollo de la planta y sus raíces
  • Solubilidad y secuestro de los nutrientes inorgánicos
  • Resistencia inducida
  • Inactivación de los enzimas del patógeno

 

Taxonomía y genética

La mayoría de las cepas del Trichoderma no tiene fase sexual. Solamente produce esporas asexuales. Se han descrito recientemente treinta y tres especies. La mayoría de las cepas son altamente adaptables a un ciclo de vida asexual. Sin embargo, los hongos son altamente adaptables y se desarrollan rápidamente, de manera que hay una gran diversidad en el genotipo y fenotipo de las cepas silvestres.

Las cepas usadas para el biocontrol en la agricultura comercial son, o deberían ser, homocarióticas (todos los núcleos son genéticamente similares o idénticos). Éste es un dato importante para el control de calidad de cualquier empresa que desee comercializar con estos organismos.

Patógenos controlados

Hasta donde el autor del artículo está enterado, las diferentes cepas de Trichoderma controlan el hongo patógeno para el control del cual habían sido buscadas. No obstante, la mayoría de las cepas de Trichoderma son más eficientes para el control de unos patógenos que para otros, y puede suceder que serán incluso ineficientes contra ciertos hongos.

Recientemente, en varios laboratorios se hizo el mismo descubrimiento: algunas cepas de Trichoderma inducen a las plantas a que “prendan” sus mecanismos de defensas innatos, lo cual ofrece la posibilidad que esas cepas también pueden controlar otros patógenos que no sean hongos. 

Ciclo de vida

Los tallos de los hongos son mostrados en la imagen primera. El organismo del hongo crece y se ramifica como una hifa típica de hongo, de 5 a 10 ¡m de diámetro. La esporulación asexual ocurre en forma unicelular, usualmente verde – los conidios (típicamente de 3 a 5 ¡m de diámetro) son liberados en grandes números. Las clamidosporas de apoyo intercaladas se forman también, también unicelulares, aunque dos o más clamidosporas pueden ser fusionadas.

Susceptibilidad a pesticidas

Trichoderma spp. posee resistencia innata a la mayoría de los agro-químicos, incluyendo fungicidas, aunque cepas individuales difieren en su resistencia. Algunas líneas habían sido seleccionadas o codificadas para estar resistentes a los agroquímicos específicos. La mayoría de los manufactores de cepas de Trichoderma para biocontrol tienen elaborada una lista de susceptibilidades o resistencias a cierto rango de pesticidas.

Trichoderma harzianum

Ilustración Nº1: El cultivo del hongo Trichoderma harzianum cepa T-22 (KRL-AG2) creciendo en el agar papa-dextrosa. Las áreas blancas no contienen esporas, mientras que las áreas verdes están cubiertas con densa masa de esporas (conidios).

 

Trichoderma parasitando sobre Pythium

Ilustración Nº2 (A): Micoparasitismo de la cepa de Trichoderma sobre el patógeno de plantas Pythium en la superficie de la semilla de un guisante. La cepa del Trichoderma fue entintada con el color fluorescente naranja, mientras que el Pythium fue entintado de verde. (Usado con el permiso de la American Phytopathological Society Hubbard et al., 1983. Phytopathology 73:655-659)

 

Hifa de <em>Rhizoctonia solani</em> agujerada por Trichoderma

Ilustración Nº2 (B): Micrografía por barrido electrónico de la superficie de una hifa del patógeno de las plantas superiores Rhizoctonia solani después de haberse removido las hifas mycoparasíticas del hongo Trichoderma. La erosión de la pared celular debida a la actividad de los enzimas degradantes de la pared celular del hongo biocontrolador es evidente, así como lo son los agujeros donde las hifas micoparasíticas del Trichoderma penetraron la R. solani. (Cortesía de Ilan Chet, Hebrew University of Jerusalem)

 

Ilustración Nº3: La colonización de los cabellos de raíz del maíz por la cepa altamente rizosférica competente de T. Harzianum T22. Usado con el permiso de la American Phytopathological Society (Harman. 2000. Plant Disease 84:377-393).

Ilustración Nº3: La colonización de los cabellos de raíz del maíz por la altamente rizosférica y competente cepa del hongo Trichoderma harzianum T22. (Usado con el permiso de la American Phytopathological Society, Harman. 2000. Plant Disease 84:377-393)

 

Extraído y traducido al español del artículo What are Trichoderma? Por G.E.Harman, Cornell University.


Weeden, C.R., A. M. Shelton, and M. P. Hoffman. Biological Control: A Guide to Natural Enemies in North America.

http://www.nysaes.cornell.edu/ent/biocontrol/ accessed 20/08/2013.